“What do you do when you get sad?”

No puedo decir que me haya cambiado la vida, pero desde que empecé a ver BoJack Horseman me he dado cuenta de que la tristeza se puede entender. Manejar.

Es un show animado para adultos, que recomiendo a quien me pide sugerencias de qué ver en Netflix. Pero no es para todo el mundo. He notado que la gente que lo entiende o que disfruta el show es la gente que ha pasado por depresiones, o entiende la depresión. Y es genial, porque BoJack Horseman está plagado de momentos duros, asimismo, de personajes que superan esos momentos duros.

Lo que quiero compartir con ustedes hoy es este fragmento, que no recordaba con mucho detalle, pero que revivió de repente:

– Entrevista a Secretariat –

Transcripción

Carta de BoJack: Soy un chico bueno, me gusta jugar e ir a la escuela. Pero algunas veces me pongo triste. ¿Qué haces cuando estás triste? ¿Cómo estás no-triste? Sinceramente, BoJack.

Secretariat: Es una… carta grandiosa. BoJack, cuando yo era de tu edad me ponía triste. Mucho. No vine del mejor de los hogares. Un día empecé a correr, creo que tiene sentido, entonces seguí corriendo. BoJack, cuando estés triste: corre. Hacia adelante. Y sigue corriendo hacia adelante, sin importar lo que pase. Hay gente en tu vida que tratará de detenerte, de retrasarte, pero no los vas a dejar. No dejes de correr y nunca mires hacia atrás. Nunca hay nada para ti atrás de ti. Todo lo que existe es lo que hay adelante.

Lamentablemente Secretariat no hizo caso a su mismo consejo, y BoJack la mayoría de las veces tampoco.

No voy a discutir si es esta la mejor forma de superar la tristeza, pero a veces no comprendemos lo que verdaderamente significa “seguir adelante”. Es esto. Correr, sin mirar atrás. Hacia atrás ya no hay nada para ti, estancado en ese pasado triste no hay nada que valga la pena.

Solo importa lo que hay adelante.

Mediten, que no es pereza.

There are no comments on this post

Leave a Reply