Topo

Topo

Perdí toda la fe en la humanidad: envenenaron a mi gato, Topo.

Por cuatro años y medio nos alegró la vida, hasta hoy en la madrugada.  Lo único que me reconforta es que fue feliz, igual que su madre, y que ahora está con ella.

Y a ti, malnacido matagatos: escóndete bien.  Estaré muy pendiente. Ya tus noches no serán tan tranquilas…

UPDATE 1: Tal vez no sería el único que lo hacía, pero esta lindura jugaba a traer la pelota.  Topo: hay un vacío enorme en la casa sin ti.  Te extraño.

One Response

  1. Mucho desgraciado….
    Mi sentido pésame Dux, los compañeritos de cuatro patas son muy importantes en nuestras vidas, ojalá que el pobre topo no haya sufrido (y que el quelo mató sufra bastante… >:S)

    urumi - November 12th, 2008 at 1:28 am

Leave a Reply